Shiatsu y medicina tradicional china

Hacia el siglo VIII, la Medicina Tradicional China se introduce en Japón fusionándose con las maneras de curación que ya existían en las islas. Y en el del siglo XIX  llega la medicina occidental creándose universidades para su estudio y difusión. Actualmente en Japón coexisten ambas Medicinas como en la mayoría de los países orientales.

En este entorno surge el Shiatsu. Por tanto, tiene su base en el conocimiento del cuerpo que ofrece la Anatomía y Fisiología occidental pero también contempla la existencia de un entramado de canales de energía llamados “meridianos”, descritos por la Medicina Tradicional China, que recorren todo el cuerpo. A lo largo de esos meridianos se encuentran puntos energéticos que se pueden estimular tanto con acupuntura como con el masaje.

Muchos de los puntos que se presionan en el Shiatsu son precisamente éstos, por lo que podremos mejorar el funcionamiento de los órganos, tratar ciertos trastornos o ayudar en muchos tratamientos.