Para qué está indicado

Dolor de espalda en general: cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas.

Estrés, ansiedad, insomnio, nerviosismo, mal humor.

Agotamiento físico y mental.

Cefaleas y jaquecas.

Digestiones lentas y pesadas, dispepsia, estreñimiento, colon irritable.

Defensas bajas, tendencia a catarros, gripe y enfriamientos.

Asma, alergias.

Trastornos hormonales de la mujer, menstruaciones dolorosas o irregulares.

Problemas circulatorios, retención de líquidos.

Fibromialgia.

Parkinson.