Reflexología Podal

 

La Reflexología Podal o Reflexoterapia es una técnica de masaje aplicada a los pies que aunque fue desarrollada por un médico estadounidense, el Dr. William H. Fitzgerald y por la fisioterapeuta Eunice D. Ingham, se inspira en la Medicina Tradicional China.

Ya en la antigüedad, los médicos chinos observaron que ciertas partes del cuerpo reflejaban el resto del organismo, como por ejemplo, los pies, las manos, la cara, las orejas y el iris de los ojos.

En el pie hay zonas y puntos que se corresponden con los diferentes órganos y estructuras y que debidamente masajeados o estimulados pueden ejercer un efecto sobre ellos beneficioso y equilibrante.

 

 

 

 

BENEFICIOS DE LA REFLEXOTERAPIA

En cada sesión se trabaja el reflejo de todo el cuerpo en los pies. Por tanto es una técnica holística. Se considera al ser humano como una unidad en la que todo está interrelacionado y cada parte afecta al todo.

Se hace mucho hincapié en el sistema nervioso y el sistema hormonal que son los dos sistemas de control del cuerpo y en el sistema linfático como medio de eliminación de toxinas y activación de las defensas.

 

 

 

 

La Reflexoterapia está indicada en:

  • Trastornos estructurales del pie como “juanete”, pie cavo y plano, metatarsalgias, neuroma de Morton, fascitis plantar, artritis o artrosis.
  • Malas digestiones, hernia de hiato, estreñimiento, colon irritable, colitis ulcerosa.
  • Problemas respiratorios y asma.
  • Menstruaciones dolorosas o irregulares, ovarios poliquísticos, endometriosis, miomas, esterilidad, problemas de mama.
  • Prolapso de útero o vejiga, pérdidas de orina y trastornos de suelo pélvico en general.
  • Cistitis, cólicos nefríticos.
  • Prostatitis, criptorquidia, impotencia y esterilidad.
  • Fatiga, agotamiento, recuperaciones.
  • Estrés ansiedad, depresión.

 

Por supuesto, esta es una terapia complementaria que no excluye los tratamientos médicos o de fisioterapia que en muchos casos son necesarios. Pero puede ayudar mucho en la recuperación y en aliviar los efectos secundarios de medicación o de cirujías.